La Casa-Museo de Gustav Mahler, en Klagenfurt

Uno de los últimos grandes compositores austriacos fue Gustav Mahler, el encargado de hacer un puente musical entre la tradición astro-húngara del siglo XIX al modernismo propio de los primeros años del siglo XX. Durante la época nazi su música fue prohibida en gran parte de Europa así que una vez finalizada la guerra se puede decir que fue re descubierta y ganó popularidad y prestigio, méritos que hoy en el siglo XXI todavía conserva.

Mahler estudió en el Conservatorio de Viena y mostró sus aptitudes para la música siendo muy niño. Estuvo como director de la Orquesta de la Corte de Viena durante diez años y para conservar el puesto tuvo que convertirse al cristianismo pues era judío, pero siempre fue muy castigado por su condición original de judío. Pero era tan genial que no podían hacer mella en su prestigio. En realidad compuso poco pues se concentró mas en la dirección pero si quieres conocer parte de su vida y obra un buen sitio para comenzar es la ciudad de Klagenfurt.

Mahler necesitaba siempre ambientes calmo y naturales para componer y encontró el lugar ideal en esta ciudad austriaca. Aquí construyó su casa en 1900 y aquí es donde escribió la mayor parte de sus composiciones, durante los meses de verano, hasta 1907. Por eso mismo puedes visitar el Gustav Mahler Komponierhäuschen, conocer sobre él y escucharlo a través de su música. El museo-casa está a orillas de un lago en Maiernigg y Mahler dejó de visitarlo después de la muerte de su hija María. La casa se vendió en 1908. El museo abre de 10am a 4pm entre mayo y octubre. La entrada sólo cuesta 1 euro.

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*