La Catedral de Bergamo

En Lombardia hay un pueblo y comuna que está situada a unos escasos 40 kilómetros de Milán. Se trata de Bergamo, un sitio de orígenes celtas que mas tarde paso a manos romanas y que incluso fue destruido por Atila en el siglo V. Los duques de Wallaris la dominaron desde el siglo VI junto con Trento y Brescia. desde els iglo XI Bergamo fue una comuna independiente que formó parte de la Liga Lombarda y desde 1264 estuvo en forma intermitente bajo el control de Milán.

Uno de los sitios mas turísticos es, como siempre sucede con las ciudades italianas, su catedral o Duomo. La Catedral de Bergamo está consagrada desde 1683 a San Alejandro, el santo patrón de la ciudad. Está situada en la parte alta de Bergamo, la parte mas vieja, y su construcción comenzó en la era Lombarda. Para 1400 comenzaron los trabajos bajo la orden del obispo Giovanni Barozzi pero en 1689 la estructura sufrió algunas modificaciones de estilo y la fachada se terminó recién mucho tiempo después, en 1889.

Dentro la catedral tiene numerosas capillas con obras de arte bien antiguas. Por ejemplo, está la capilla de San Benedicto y los Santos de Andrea Previtelli de 1524, hay también una Madonna y el niño con los Santos de Moroni que data de 1576 y otra Madonna de Giovanni Cariani, por ejemplo. Pasear por su interior es una tranquila y bonita experiencia.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

¿Quieres reservar una guía?