La Catedral de Modena, joya romanesca

Así como a todo lo ancho y largo de Italia nos topamos con ruinas romanas también nos topamos con iglesias y catedrales. De no haberse desarrollado tanto el cristianismo creo que tendríamos mas ruinas romanas, pero bien, que de iglesias, basílicas y catedrales está hecha Italia. Es frecuente que cada ciudad tenga su propia catedral así que si nos gustan este tipo de edificios, al llegar a una ciudad nueva, basta darse una vuelta por la plaza principal para ver el templo religioso en cuestión. En el caso de Modena se trata de una iglesia de estilo romanesco que se consagró en 1184 y que por su belleza y calidad es una de las mejores iglesias de este estilo en toda Europa, no solo en Italia. De hecho, tiene tanto valor que es Patrimonio Mundial.

Ocupa el lugar que ocuparan dos iglesias anteriores, ambas destruidas. Los cimientos de esta que se alza hoy en día comenzaron a construirse en el año 1099 junto al sepulcro de San Geminiano, el santo patrono de la ciudad, restos que todavía hoy se conservan en la cripta. El edificio original fue reformado tiempo después así que la fachada tiene distintos estilos. Por ejemplo, los dos leones de las columnas de la entrada son romanos y el rosetón hermoso recién aparece en el siglo XIII. Bien, que la Catedral de Módena tiene tres naves y entre la nave central y la cripta hay un parapeto de mármol con la representación de la Pasión de Cristo y la Última Cena, Hay un crucifijo de madera del siglo XIV y el púlpito está decorado con pequeñas estatuas de terracota decoradas. Abundan los frescos en los muros y en la cripta y por su belleza, conviene recorrerla despacio y en silencio.

Aquí se hicieron los funerales de Luciano Pavarotti. Puedes visitarla todos los días desde las 6:30am hasta las 12:30pm y de 3:30pm hasta las 5pm.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

¿Quieres reservar una guía?