La ciencia en Suiza

Como país pequeño con pocos recursos naturales, Suiza debe mucho de su prosperidad a su capacidad de innovación. La fuerza intelectual de sus ciudadanos es uno de sus mayores recursos. El país se enorgullece del alto estándar de su investigación y desarrollo científicos. Se trata en este caso de una tradición centenaria.

Para Suiza es de crucial importancia permanecer en la vanguardia de la investigación científica y de la innovación. Sus políticas en este campo tienen el objetivo de asegurar que el país no se quede atrás en comparación con los países más avanzados.

Los suizos saben muy bien que no pueden dormirse en los laureles. El inicio del tercer milenio contempló el surgimiento de una sociedad basada en el conocimiento, en la cual la educación supone la clave para el desarrollo económico del país en su totalidad.

En este sentido, destacan  las Escuelas Politécnicas Federales de Zúrich (EPFZ) y Lausana (EPFL) hay una larga tradición en la acomodación de científicos y profesores extranjeros. En ambas escuelas más de la mitad del profesorado son extranjeros. La EPFL reivindica ser una de las universidades más cosmopolitas del mundo, con estudiantes de 107 países distintos en el año 2008.

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*