La Cordonata Capitolina

Cordonata Capitolina

La Cordonata Capitolina es una calle en pendiente que está formada por una serie de elementos de piedra o ladrillo y que, en gran medida, se parece a una escalera. Conecta la Plaza del Capitolio con la Plaza de Aracoeli y fue diseñada en el siglo XVI por Miguel Ángel, bajo el mandato del Papa Pablo III, quien en esos momentos estaba llevando a cabo la renovación del Capitolio.

Esta calle fue pensada para el paso de hombres a caballo, de ahí que en realidad a pesar de su aspecto no sea una escalera propiamente dicha, aunque hoy resulta de fácil acceso. En la base de la Cordonata pueden verse dos estatuas de leones, mientras que en la mitad se encuentra la estatua de Cola di Rienzo, tribuno del pueblo romano en el siglo XIV, diseñada por Girolamo Masini en 1887, justo en el sitio en el que fue ejecutado.

 

Ya al final de la Cordonata tenemos las grandes esculturas de los Dioscuros, Castor y Pólux, los dos heroes hijos de Zeus y protectores de Roma, que aparecen de pie junto a sus monturas. Junto a la Cordonata Capitolina se halla también la Escalinata de Ara Coeli, cuyos famosos 124 escalones fueron construidos para el Jubileo de 1350, época en la que los Papas residían en Aviñón.

Una vez que hemos subido la Cordonata se llega hasta la estatua ecuestre que representa al emperador Marco Aurelio, aunque durante siglos se creyó que era una estatua de Constantino. Esta estatua, realmente, es una copia, ya que la original está en los Museos Capitolinos.

 

 

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*