La Domus Aurea en Roma

La Domus Aurea en Roma

La Domus Aurea en Roma, conocida también como Casa Dorada, ha sido considerada por mucho tiempo como una de las construcciones más extravagantes de la historia romana. El emperador Nerón la mando construir luego de que se presentara un gran incendio en la ciudad con el objetivo de que este fuese su nuevo palacio.

Su construcción dio inicio en el año 64 y a pesar que el emperador Nerón acabo con su vida en el año 68, todavía tuvo la oportunidad de disfrutar libremente su palacio. Una de las características más reconocidas de la Domus Aurea es su enorme cúpula dorada que de hecho solo era parte de los múltiples elementos extravagantes que la formaban ya que había una gran cantidad de oro en todas partes, mosaicos con acabado preciosista, techos estocados con piedras preciosas, incluso un lago artificial.

La Domus Aurea tiene la mayoría de sus paredes recubiertas de frescos, en los cuales se representaban distintas temáticas para cada una de las zonas en el interior. Las habitaciones por ejemplo, se destacan por tener mármol blanco pulido y con una forma que permitía el paso de la luz de tal manera que se dispersaba eficientemente.

También hay que decir que en la Domus Aurea existían muchas piscinas en los suelos, además de fuentes que lanzaban agua por todos los pasillos. De acuerdo con los relatos de Tácito, el emperador Nerón puso gran interés en cada detalle de su construcción, además de que siempre supervisaba las tareas de los arquitectos para que su palacio fuese construido tal y como el lo deseaba.

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*