La fauna de Canadá

Oso

Si os fuera posible observar la Tierra desde el espacio, tendríais una vista perfecta del bosque boreal, un ancho cinturón que envuelve la parte superior del hemisferio norte, cubriendo Rusia, Suecia, Finlandia, Alaska, y la mitad del Canadá. En todo caso, hay más cosas que los árboles en este bosque. Esto es lo que vais a descubrir durante vuestro viaje a Canadá.

Hay muchas cosas que no se pueden ver desde el espacio: las tierras húmedas que filtran millones de litros de agua al día, las capas densas de musgo, de turba y de suelo que almacenan enormes cantidades de carbono, elemento esencial para cualquier ser viviente, y una gran variedad de especies salvajes.

Veamos las principales especies que se pueden observar durante vuestro viaje a Canadá:

El castor

Se trata de un ingeniero sin igual: construye diques, chozas y canales impresionantes. Se puede ver tanto dentro como fuera del agua, en tierra firme. Es patoso y lento en tierra, pero gracioso y hábil en el agua. Tuvo una gran influencia en la historia de Canadá, más que cualquier otro animal.

El ciervo de Virginia

Es el más común y el más extendido de todos los animales de gran tamaño de América del Norte. A veces abandona a sus crías sin vigilancia, durante horas. Puede tener dificultad para sobrevivir al invierno, sobretodo cuando la sobre población es manifiesta o que la nieve es abundante.

En época de celo, puede perecer de muerte lenta, tras un enfrentamiento donde sus cuernos y los de su adversario se enganchan sin posibilidad de soltarse.

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*