La fuente de la Poesía

Fuente de Castalia

Castalia era una ninfa hija de Aquelao, amada por Apolo, pero ella huyó de Apolo y se sumergió en una fuente al pie del Monte Parnaso, desde ese momento la fuente pasó a llamarse Castalia.
La fuente pasó a ser un genio inspirador de la poesía a todos los que bebían de sus aguas o escuchaban el suave sonido de sus aguas.
El agua sagrada de la fuente era pura y cristalina, la usaban para limpiar los templos de Delfos y  para los ritos del Oráculo.
Se encuentra afuera del santuario de Delfos, en el monte Parnaso.
El agua cae desde una altura de 583 metros, se va canalizando hasta la fuente y sale por porcados de bronce con cabeza de animales, formando una piscina para realizar abluciones (el agua es símbolo de purificación en muchas religiones, y ablución es una purificación ritual  del cuerpo).


La piscina se puede ver desde la carretera, porque el resto del lugar está detrás del vallado.
La Fuente Castalia es muy antigua, anterior a todos los mitos de Delfos, su guardián era la serpiente o dragón Pitón.
El día del oráculo la pitonisa se purificaba en la Fuente Castalia o Fuente de la Poesía.
A consultar el Oráculo de Delfos venían personas de todas partes. Ellos subían al Monte Parnaso donde está el Santuario y se purificaban en la Fuente Castalia, que estaba rodeada de un bosque de laureles consagrado a Apolo.
Los artistas se purificaban en la Fuente antes de entrar en el templo.
En el siglo I A.C. se excavó una fuente rupestre en la pared de la garganta de Castalia, junto al manantial sagrado.
En 1881 se empezó a excavar en Delfos y salió a luz la Fuente Castalia, que en la actualidad es visitada por miles de turistas.

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*