La Iglesia de Santa Inés en Agonía, en Piazza Navona

Santa Ines en Agonia

Una vez que te encuentres en la famosa Piazza Navona verás, entre otros monumentos, la Iglesia de Santa Inés en Agonía. Situada en la parte occidental de la plaza, está dedicada a esta santa que, supuestamente, murió mártir en el estadio Domiciano, edificio de la antigua Roma que se encontraba en el mismo lugar que hoy ocupa esta plaza y que en el siglo VIII se convirtió en lugar de culto.

El primer proyecto de esta iglesia lo diseñó en 1652 Girolamo Rainaldi en estilo barroco. La orden de su construcción la dio el Papa Inocencio X, cuya tumba se halla precisamente en el interior de este templo. Su familia tenía grandes propiedades en esta plaza y la iglesia iba a ser algo así como una pequeña capilla privada situada junto al palacio familiar. Ya en los años 1653-1657 el proyectó pasó a manos de Francesco Borromini, quien cambió parte del diseño original.

En 1672 la iglesia sería completada por Carlo Rainaldi, hijo del arquitecto que había comenzado el primer proyecto. La fachada se sitúa en medio de dos torres. Desprovista de decoración exterior, cuenta con tres portales, siendo el del centro el de mayor tamaño. La cúpula es obra de Giovanni María Baratta y Carlo Rainaldi, con la base decorada con pilastras corintas y ventanas rectangulares.

Ya en el interior, la iglesia tiene planta de cruz griega, con cuatro brazos cortos, ábside y transepto. Todo ello ricamente decorado con bóvedas de estuco y cuatro altares dedicados a San Alexis, Santa Ermenziana, San Eustaquio y Santa Cecilia. El crucero está dedicado a Santa Inés y San Sebastián. En el sótano hay una pequeña capilla medieval en cuyo altar se halla el relieve en mármol del Milagro del Pelo de Santa Inés.

 

 

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*