La leyenda del Palacio de la Bahía

El Palacio de la Bahía es una de las más hermosas estructuras palaciegas en Marrakech. Fue diseñada por encargo del poderoso Ahmed Ben Moussa, visir del sultán Abdelaziz y se yergue imponente desde fines del siglo XIX.

Al principio, el Palacio de la Bahía solamente ocupaba una parcela propiedad de Ahmed, que había sido de su padre, pero el complejo fue creciendo a medida que se anexaban las pequeñas casas vecinas para responder a los deseos del visir.

Entre 1894 y 1900 se construyó el palacio que se divide en 160 lujosas habitaciones, que se reparten entre patios internos, jardines decorados con plantas y detalles exquisitos y otros tantos salones y habitaciones.

La decoración goza de un estilo marcadamente marroquí, y la excelente combinación con la naturaleza y la belleza de sus habitaciones convierte al Palacio de la Bahía en una visita increíble para los amantes de la arquitectura.

La historia cuenta que el palacio lo construyó para dedicárselo a su esposa más querida, y por eso el nombre del palacio significa ‘el palacio de la bella‘.

Una historia de amor que tiñe de alegría una de las construcciones más sobreaslientes de la ciudad de Marrakech.

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*