La magia de bocas de ceniza

Es muy grato conocer donde termina el rio más largo de Colombia y a la vez más importante por ser pieza fundamental en el proceso de fundación de los primeros poblados colombianos.

Bocas de Ceniza es este  punto majestuoso de desembocadura del río Magdalena en el Mar Caribe, y  Debe su nombre porque las aguas color marrón del río desembocan en el océano abierto y majestuoso, que lo recibe cálido y generoso. En la actualidad, el río desemboca en el mar a través de un canal artificial construido en los años 30.

Quienes estén interesados en conocerlo y vivirlo, pueden dirigirse en Barranquilla a la zona llamada Vía 40, en un área conocida como Las Flores, donde a bordo del “Tren”  podrán recorrer  el tajamar de Bocas de Ceniza que es de aproximadamente 12 kilómetros. Allí el tren se detiene y podrán seguir la aventura a pie por unos kilómetros más hasta llegar a la punta donde se observa la desembocadura del Río Magdalena.

Este recorrido es mágico, en este transporte para quince personas, teniendo al rio magdalena hacia la derecha, mas adelante las aguas del mar aparecen a la izquierda, acompañándonos hasta que se encuentran de manera perenne originando este majestuoso espectáculo.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

¿Quieres reservar una guía?