La Palma, Reserva de la Biosfera

 Caldera de Taburiente

La isla de La Palma reúne todas las especies vegetales de las Islas Canarias. De hecho existen dos parques, como la Caldera de Taburiente y declarado Reserva de la Biosfera en 2002 que reflejan la gran diversidad de la isla. La espesa vegetación de La Palma ha contribuido en gran medida a lo que también se conoce como la “isla bonita”. A pesar de su reducido tamaño, esta isla es un paraíso natural.

La Caldera de Taburiente está formada por un área grande en el centro de la isla que alberga un espectacular cráter de ocho kilómetros de diámetro, en el que se encuentra, en la parte superior, el Roque de los Muchachos. En esta zona se pueden descubrir muchos arroyos, manantiales y cascadas, así como una vegetación densa caracterizada por la abundancia de especies endémicas.

Tilos, laureles, brezos, madroños y una variedad de otras plantas conforman un sorprendente mosaico de vegetación y que además hay que sumar a los bosques de pinos canarios de estas tierras altas.

El Parque Natural de Las Nieves, ubicado al norte de la isla, reserva de la biosfera por la UNESCO en 1983, es una de las mayores plantaciones de laurel de las islas Canarias (con especies de plantas endémicas que desaparecieron de Europa durante el período terciario). El valor ecológico de La Palma se ha conservado a través del uso de técnicas de cultivo tradicionales y de un modelo de desarrollo sostenible del turismo.

Más información – La flora de Gran Canaria

¿Quieres reservar una guía?

Categorías

Ocio, Turismo

Absolut Tenerife

¿Quieres viajar a Tenerife?. Pues en esta sección encontrarás toda la información que estás buscando.

0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *