La Playa de San Marcos, una historia curiosa

 Playa de San Marcos en Icod de los Vinos

Esta bahía se encuentra en la costa norte de Tenerife, y toma su nombre de la imagen de San Marcos Evangelista que se venera en la iglesia parroquial de Icod de los Vinos que lleva su nombre. Esta es la misma imagen que apareció en una cueva cerca de la orilla del mar durante la conquista de la isla. Varios historiadores, entre ellos el licenciado Juan Núñez de la Peña, fue el primero en mencionar su extraño y misterioso descubrimiento.

La seguridad proporcionada por este puerto, protegido contra casi todos los vientos, y protegido por sus altos acantilados que lo rodean, tiene buenos anclajes y una playa muy bonita, que ha llevado a los navegantes desde la conquista de Tenerife a elegirlo como refugio en caso de tormenta. Estas condiciones ventajosas, y la proximidad de los ricos bosques de pinos, que entonces tenía Icod en abundancia, promovió el comercio de la madera y la fabricación de barcos. Muchos galeones y fragatas fueron construidas en los astilleros para el servicio del Rey de España.

Don Luis de la Cueva Benavides, Gobernador General de las Islas Canarias y presidente de su Real Audiencia, eligió este puerto protegido para la construcción de las fragatas que había realizado para la Real Armada, y por esta razón muchas personas se quedaron en este lugar mientras los barcos se iban construyendo, entre ellos muchos carpinteros navales y calafates. Los árboles fueron cortados en el bosque que entonces existía en las inmediaciones de la Ermita del Amparo.

Más información: Las playas más famosas de Tenerife

¿Quieres reservar una guía?

Categorías

Cultura, Ocio

Absolut Tenerife

¿Quieres viajar a Tenerife?. Pues en esta sección encontrarás toda la información que estás buscando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *