La porcelana tricolor de la dinastía Tang

ceramica-tricolor

En materia de cerámica la dinastía Tang (618-907) es reconocida por el predominio de tres colores en sus objetos de porcelana. Se le llama comúnmente porcelana tricolor porque en este período los colores más utilizados por los artesanos fueron el amarillo, el verde y el blanco. Esto no significa que todas las piezas solo tenían estos tres colores, había piezas con cuatro o cinco, pero en general estos tres predominaban.

Basándose en la cerámica vidriada del período de la dinastía Han la cerámica y porcelana de la dinastía Tang marcó un hito en cuanto a la belleza y a la técnica. Los motivos favoritos eran caballos, camellos, figuras de mujeres, jarras con forma de cabeza de dragón, figuras de músicos, acróbatas y almohadas. De todos ellos los más hermosos siempre han sido los camellos, representando los viajes de la Ruta de la Seda, llevando músicos con sus jinetes envueltos en largas túnicas, sombreros y fustas, tal y cómo los originales que vivían en Asia Central en ese momento.

MWX001_POTTERY

El período de esplendor de este tipo de porcelana vidriada tricolor se dio entonces hace alrededor de 1.300 años gracias a la habilidad que ya tenían los chinos para dibujar, pintar y esculpir. Después se pintaban trazos de distintos colores que las posteriores reacciones químicas que tenían lugar en el horno terminaban de dar forma y quedaban de lo más naturales con tonos esfumados y nada fuertes.

Si bien la porcelana tricolor no duró mil años y solo tuvo un momento de esplendor en el siglo VIII de esta dinastía cuando las familias aristocráticas usaban estos objetos en sus ceremonias funerarias, esto fue una suerte porque se han conservado en las tumbas muchos ejemplos de incalculable valor. Hoy pueden ser alguno de nuestro sourvenirs, pues se hacen reproducciones baratas en Xi’an y en otras ciudades de China. Son bastante buenas, así que conviene tenerlas en cuenta.

MWX001_POTTERY

Imágenes: Getty Images

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*