La Porta Pía, última obra de Miguel Ángel

Porta Pia

Hasta 18 puertas principales conformaban las murallas aurelianas de Roma. Tenían una longitud original de 19 kilómetros y su fin era defender la ciudad de las invasiones bárbaras de la segunda mitad del siglo III.

Una de esas puertas es la Porta Pía, diseñada por Miguel Ángel en la segunda mitad del siglo XVI por orden del Papa Pío IV, de ahí su nombre. Aunque su fachada más fotografiada data de 1869, hay dos datos históricos asociados a esta puerta que hacen que sea un lugar de interés en la capital italiana.

El primero de ellos se produjo el 20 de septiembre de 1870, cuando un grupo de soldados entra en la ciudad a través de una brecha en un muro cercano. Estos son los conocidos como Bersaglieri, quienes completan la Unificación de Italia. El segundo de los sucesos tiene lugar el 11 de septiembre de 1926, cuando el activista antifascista Gino Lucetti atenta con una bomba contra el automóvil en el que viajaba Benito Mussolini, sin que este sufriera grandes daños.

La Porta Vía fue construida para sustituir a la antigua Porta Nomentana. Cuenta la tradición que Miguel Ángel presentó hasta tres proyectos al Papa, todos ellos de indudable belleza pero demasiado extravagantes para el gusto clerical. Según los expertos, Pío Iv buscaba una puerta funcional y Miguel Ángel algo más pintoresco. Finalmente el Pontífice eligió el más barato de los tres. Fue la última obra arquitectónica que realizó el artista, ya que murió poco después de completar la puerta.

Sólo por el hecho de estar frente al último monumento creado por Miguel Ángel merece la pena visitarlo. Para ello tenemos que andar un poco, ya que se encuentra a las afueras del centro histórico de la ciudad.

Más información – Las Murallas Aurelianas del Museo delle Mura

Imagen – Wikipedia

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*