La restauración de La Iglesiona

Las obras de restauración de la Basílica del Sagrado Corazón, más conocida como “La Iglesiona” llegan a su fin después mucho tiempo de duro trabajo para llevar a cabo la esperada restauración, dándole un verdadero lavado de cara, tanto por fuera como por dentro a este emblemático lugar de Gijón.

El viernes con toda probabilidad se podrá ver la fachada y paulatinamente se irán retirando los andamios del atrio del templo, para que el próximo lunes todo esté recogido y en orden para el júbilo de los feligreses y gijoneses que se han visto privados de la arquitectura de esta construcción durante más tiempo de lo esperado.

“Ahora únicamente resta terminar con los detalles más pequeños y podremos decir que el trabajo ha sido un completo éxito”, según aseguró Agustín Cidrón, gerente de la empresa que se ha encargado de las obras.

Entre las tareas de restauración destacan la limpieza de la piedra exterior y la del Cristo que corona su modesta torre, además de repararse algunas imperfecciones. El campanario y las vidrieras interiores también han sido ligeramente restauradas y la gran reja de entrada al atrio ha sido pulida y pintada de nuevo para que aguante unas cuantas décadas. Ahora solo queda saber qué opinión es la que tienen los gijoneses.

“Es que hasta que no estás con la cara a la altura de la piedra no ves las cosas”, afirma Agustín Cidón, quien añade que “se ha restaurado la reja que protege la entrada al atrio e incluso se ha pintado. También está listo el campanario y la imagen. Va a quedar todo muy bien, Es un orgulloso haberlo hecho”, sentenció.

¿Quieres reservar una guía?

Categorías

Noticias

Absolut Gijón

Todo lo que necesitas saber sobre Gijón, una de las ciudades que merece la pena visitar para disfrutar de lo que tiene que ofrecerte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *