La tenebrosa Cripta de los Capuchinos, en Roma

capouchinos

Si te dan miedo los muertos, las tumbas y los huesos tal vez este o sea tu sitio preferido pero si viajas acompañado y tu amigo o amiga no tiene escrúpulos seguramente te llevara a la famosa Cripta de los Capuchinos, en Roma.

Esta cripta está dentro de una pequeña y muy simple iglesia en plena Vía Venetto a metros de la embajada de Estados Unidos, en la Iglesia de la Inmaculada Concepción. Subes las escalinatas a tu derecha y precisamente por ellas llegas a una puerta que es la puerta de acceso a cripta fantasmagórica. Antes de eso debes pasar por la mirada de una amable señora que es la que controla las visitas y además, vende unos recuerdos o souvenirs relacionados con la cripta. No, huesos, no.

No hay que pagar nada para ingresar a la cripta aunque se solicita una pequeña donación. Y después sí, ya estamos dentro: un largo pasillo que está dividido en 6 criptas cada una con un tema distinto. Así, tenemos la Cripta de la resurrección, la Cripta de la Misa (sin huesos y es onde se oficia la misa), la Cripta de las Calaveras, la Cripta de las Caderas, la Cripta de las tibias y peronés y la Cripta de los tres esqueletos.

3ni

Vaya nombres, ¿no es cierto? El leit motive de este arte decorativo tan interesante es que el visitante reciba mensajes religiosos relacionados con la muerte y la resurreción utilizando para eso los materiales mas pobres: los huesos humanos. Bueno, ¡qué impresión Además de huesos por doquier formando figuras hay monjes y niños momificados lo que hace que la atmósfera sea todavía más espeluznante.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

¿Quieres reservar una guía?