La tierra de los alces en Canadá

alces

La reserva de Matane, en Quebec, alberga a miles de alces. Cuando llegas hasta allí podrás encontrarte cercanamente con ellos, visitar su hábitat y observar su peculiar estilo de vida.

Existen lugares donde la respiración debe tornarse lenta, casi imperceptible para poder observar el modo como se desenvuelven otros seres. En la reserva de Matane sucede ello, en dicho lugar habrá que guardar silencio y no hacer ruido, si es posible habrá que respirar tranquilamente, pues cualquier sonido alejaría a los alces que queremos ver.

En este lugar viven alrededor de 6000 alces, la gran mayoría anda en manadas por los grandes campos, otros se van a beber agua al lago y mucho más cuidan a sus pequeñas crías que se preparan para enfrentar la vida llena de peligros Lo importante, es que cualquier turista no pasará peligro, pues existen lugares específicos para observar a estos animales

La reserva de Matane, además de ser el hogar de alces, es también un hermoso lugar de impresionante vista de gigantes montañas y escarpados valles que son surcados por caudalosos ríos, además de ser la casa de cientos de diversas aves, así como de otros animales.

Desde la década de los años 60, del siglo pasado, la reserva de Matane pertenece al estado canadiense tras ser comprado a una compañía forestal. Allí se recuperó este lugar para el beneficio de la visita de turistas.

Este impresionante está ubicado a tan solo 30 km de la ciudad de Quebec, y es a toda vista una maravilla natural que espera con paciencia la llegada de más hombres y mujeres que quieran observar el hábitat de los alces.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

¿Quieres reservar una guía?