La típica estufa rusa

estufa

La estufa tradicional rusa es un tipo especial de estufa que se conoció por primera vez en el siglo XV. Era utilizada tanto para cocinar como para calefaccionar y era alimentada a base de leña o residuos de madera.

Los tipos de leña más utilizados fueron tradicionalmentemente el abedul o pino. El álamo es el tipo de madera menos eficiente para calefaccionar una estufa rusa debido principalmente a la cantidad necesaria (duplica respecto de otras maderas).

Los diseños de las estufas rusas están pensados para mantener el calor durante largos períodos de tiempo, lo cual se logra a través de la canalización del humo y el aire caliente que se produce como consecuencia de la combustión a través de un serpenteante laberinto de pasajes, a través de los cuales se calientan los ladrillos utilizados.

A veces es necesario contar con una chimenea de ladrillo en el ático para disminuir el enfriamiento de la estufa. Con el paso del tiempo, fueron surgiendo otros diseños que incluyeron soluciones para algunos de los problemas asociados con este tipo de estufas, tales como: desigualdad en la calefacción, humo dentro de la casa, retención deficiente del calor, entre muchos más.

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*