La tumba de Agamenón

La tumba de Agamenón también conocida por “El tesoro de Atreo” o tumba de Atreo, está fechada en el año 1252 a.c., estaba ubicada fuera de las murallas de la ciudad, para alejar el espíritu de los muertos. Cerca de esta tumba, se encuentra otra conocida como “La tumba de Clitemnestra”, que pertenece al año 1220 a, de la señora de Agamenón, también se ha dicho que posiblemente sea la verdadera tumba de Agamenón.
La construcción de la tumba, es un tholos por tener cúpula y la planta circular, tiene un corredor dromos, y un paramento ciclópeo cubierto de tierra para que quede integrada al paisaje, y al estar disimulada se evita que la descubran los saqueadores.
De las tumbas que se conservan es la más grande de la Antigua Grecia.
Según los hallazgos encontrados, los cadáveres eran inhumados y acompañados por muchas ofrendas en los ritos de enterramiento, que posiblemente las llevaran en carro hasta la tumba. En los terrenos aledaños se han encontrado vestigios que afirman que las ofrendas las traían en carros.
Dentro de la tumba se encontró un valioso tesoro, destacándose la Máscara de oro de Agamenón, que está en el Museo Nacional Arqueológico de Atenas, otros elementos están expuestos en el Museo Británico.
Si será majestuosa la tumba de Agamenón, que el dintel sobre la puerta está formado por dos piedras, una de ellas pesa 120 toneladas. La tumba está excavada en la roca.
Para llegar a la sala hay que recorrer un corredor interior stomion de 36 por 6 metros.
La verdadera cámara sepulcral  está excavada en la roca.
La cúpula cuando fue construida, la decoraron con rosetas de bronce.
Se dice que en el interior de la tumba  genera una fuerza majestuosa.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

¿Quieres reservar una guía?