La Via della Conciliazione, camino del Vaticano

Via della Conciliazione

Es posible que muchos de vosotros tengáis grabada en vuestra mente una imagen de Roma. Incluso los que aún no habéis tenido la suerte de viajar hasta la capital romana. Esa imagen de la que os hablo es la de la enorme cúpula en el horizonte de la Basílica de San Pedro del Vaticano, ¿verdad?

Pues cuando vengáis, si precisamente queréis llevaros con vosotros esa misma estampa acercaros hasta la famosa Via della Conciliazione. Es el lugar que la mayoría de guías de viaje recomienda tomar para hacer nuestra visita al Vaticano. Es más, para que la identifiquéis perfectamente, es la larga avenida que puede verse en las fotos tomadas desde la terraza de la basílica.

La Via della Conciliazione es una de esas calles imprescindibles de recorrer en Roma. Tiene unos 500 metros de longitud y conecta la Plaza de San Pedro y el Castillo de Sant Angelo. Sus orígenes hay que buscarlos en los últimos años de la primera mitad del siglo XX, cuando se convirtió en una de las principales vías de la ciudad y la más importante y concurrida a la hora de ir hasta el Vaticano (antes para llegar a la basílica había que atravesar una serie de callejuelas muy poco atractivas, la verdad)

Desde entonces viene siendo así. Su aspecto, precisamente su nombre de Conciliación así lo indica, es una clara muestra de la unión de la Santa Sede y el Estado italiano. Y todo ello a pesar de que en su momento las obras de apertura de esta vía fueron muy criticadas (el proyecto se atribuye a Mussolini en 1929), especialmente por la profunda remodelación que sufrieron los barrios adyacentes.

Hoy sin embargo es una avenida de enorme belleza. Con la cúpula de la basílica en el horizonte, es un lugar realmente mágico para pasear. Su carácter íntimo lo podéis descubrir a la caída de la tarde, cuando el sol torna a la propia cúpula de un tono diferente, más cálido.

En toda la vía encontraréis tiendas de souvenirs (una zona un poco cara por ser demasiado turística), bares para tomar algo y restaurantes para comer con la vista puesta en el Vaticano.

En definitiva, no os perdáis la sensación de doblar la esquina hacia la Via della Concilizacione y descubrir la tremenda panorámica de la Plaza de San Pedro y la cúpula de la basílica. Es la imagen que muchos tenéis en mente ahora de Roma, ¿verdad?

Más información – El Vaticano, centro neurálgico de la Iglesia Católica, Castillo de Sant Angelo

Imagen – Tropical Island

 

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

¿Quieres reservar una guía?