La vida en Grecia

Los ciudadanos de Grecia tienen el popular carácter del mediterráneo aunque con sus características, son muy alegres, enamorados de la diversión y la risa, afectuosos y hospitalarios.

El visitante se sentirá como en casa pues siempre están dispuestos a ayudar a quien lo necesita.

Los griegos hablan en un tono más alto de lo habitual y les gusta compartir y conversar con gente de distinta cultura ya que son muy curiosos y les encanta conocer distintas formas de vida, creencias y conductas.

Jamás critican otros modos de vida sino que tratan de sacar y aprender lo mejor de ellas.

La vida de los griegos tiene su lugar la mayor parte del tiempo en la calle, los cafés, plazas, paseos y jardines están siempre llenos de gente.

En los pueblos es propio ver a las mujeres en la puerta de su casa charlando aprovechando el fresco de la tarde, otra costumbre de los griegos es pasar las cuentas del Komboli entre los dedos, es una especie de rosario con cuentas de madera y ámbar.

Debido a las altas temperaturas las actividades se realizan hasta muy entrada la noche ya que duermen la siesta a esa hora las calles suelen estar desiertas.

En Grecia se guarda un profundo respeto con todo lo que tenga que ver con la religión así como por los fenómenos sobrenaturales, una combinación de lo ortodoxo con celebraciones paganas originados en la antigüedad.

Las leyendas, ritos y conjuros  supersticiones tienen su lugar aún en las zonas rurales y se reflejan en las fiestas populares.

Los bailes folclóricos son muy animados y llenos de color al ritmo del Bouzouki  se interpreta el kalamantianós, se trata de un baile en círculo que tiene en el centro un único bailarín llamado tsifteteli con un pañuelo realiza la danza del vientre a lo griego, el chassápico bailado por parejas de hombres y zeimbékiko danza que interpreta un solo hombre y que  sus pasos representan un felino. Si tiene esta maravillosa oportunidad de visitar Grecia no deje de ir a estas fiestas donde las danzas, la música  el vino y la comida abundan y son de primera al igual que la hospitalidad de los dueños de casa.

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*