La Villa de Adeje

A pocos kilómetros de la costa, la ciudad ofrece la oportunidad de disfrutar de las murallas de la ciudad, un lugar donde se mezcla la cultura de origen colonial con la pureza de estas tierras. La Casa Fuerte es un buen ejemplo del rico pasado de esta ciudad.

En el siglo XVI esta estructura defensiva fue construida con el fin de repeler los ataques de piratas y corsarios. Desde hace más de 300 años, fue el centro de la ciudad y sede del importante archivo histórico, que ahora se conserva en el Museo de Las Palmas de Gran Canaria.

La iglesia parroquial de Santa Úrsula también merece una visita. Su diseño simple llama la atención y data del siglo XVI. La arquitectura de la península era mucho más cargada entonces. Sus dos puertas en la fachada principal y el campanario se encuentran entre los más representativos, así como el coro y la capilla bautismal. Su artesanía es mudéjar, mientras que los altares son del barroco colonial.

En el Museo de Arte Sacro se puede admirar una hermosa colección de piezas religiosas que datan de los siglos XIV y mediados del XIX, así como tapices y alfombras de la real fábrica francesa de Luis XIV.

¿Quieres reservar una guía?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *