Laguna de Yarinacocha

Cuenta la leyenda que Nadianré, era una joven bellísima y libre como una mariposa, todos en el pueblo la querían, era el orgullo del pueblo cashibo. Un día llegó un joven portugués atractivo, del cual  Nadianré se enamoro, y a pesar de la negativa de los ancianos del pueblo, ella emprendió una relación con el joven. Un día, en una de sus citas de amor, el joven no apareció, entonces Nadianré preguntaba con desesperación a los animales, si habían visto a su amado, pero la respuesta era negativa, hasta que un loro viejo le dijo que lo había visto partir rumbo al puerto, Nadianré corrió intentando alcanzarle, pero al llegar al puerto solo pudo ver alejarse el barco en le horizonte. Sumida en una gran tristeza y el corazón destrozado, se cobijo en la aleta de una lupuna y lloró desconsoladamente su desdicha… Lloró durante tanto tiempo, que sus lágrimas formaron un riachuelo y como su dolor era inmenso lloró y lloró hasta que al final sus lágrimas formaron el grandioso Lago de Yarinacocha.

Ubicada a siete kilómetros de Pucallpa, resulta de un meandro del río Ucayali, famosa por la claridad de sus aguas y la exuberante vegetación tropical que impresiona a los visitantes. Esta laguna es hábitat  de delfines de agua dulce, se pueden pescar doncellas y paiches, peces representativos de la región. Desde el Puerto Callao, embarcadero artesanal, se puede abordar  transporte para dirigirse a las diferentes comunidades nativas shipibo-conibo que circundan la laguna. Está rodeada de grupos étnicos descendientes de los Pano, destacan las comunidades nativas de San Francisco, Nuevo Destino y Santa Clara, donde encontrara gente amigable y hospitalaria, que ofrece toda clase de artesanía desde sus pintorescas viviendas. Otro atractivo del lugar es el Jardín Botánico, lugar en el que se puede apreciar una gran variedad de plantas para el uso de la medicina tradicional y alternativa.

La laguna de Yarinacocha está concebida como lugar de esparcimiento y reposo, cuenta con dos albergues turísticos, El Pandisho y La Cabaña, ubicados en las orillas de la laguna. Sus aguas, son aptas para la práctica de deportes acuáticos como el esquí, la natación, el remo y la pesca deportiva.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

¿Quieres reservar una guía?