Lanzarote, la isla de las mil playas

 El Golfo

Las mayoría de los sitios imprescindibles de Lanzarote tienen algo que ver con el artista y arquitecto César Manrique, que supo casar a la perfección el arte con la naturaleza. Cabe destacar el restaurante diseñado por Manrique sobre el volcán, todavía activo, de la isla, el islote de Hilario, donde hay una enorme parrilla natural, en la que se pueden asar todo tipo de brochetas.

Los hoteles que se publicitan en varios sitios de internet permiten hacer una elección más adecuada para pasar unas vacaciones en Lanzarote. Viajando con una compañía low cost, es posible organizar unas vacaciones en familia, todo incluido, por un precio bastante asequible, y en un hotel bastante confortable.

La superficie de Lanzarote no es muy grande (845,94 km2), y el tráfico es bastante limitado, por eso es fácil recorrer la isla sin perderse. Desde el momento de la llegada al aeropuerto, se puede alquilar un coche. Es fácil alquilar un turismo por poco dinero para una semana.

Las playas de Lanzarote son bastante rocosas, sin embargo, existen muchas de ellas que sólo son de arena, como las de Papagayo, en el sur de la isla, que presenta grandes extensiones salvajes y donde se puede disfrutar en total tranquilidad de los placeres que ofrece el mar.

Más información – Yaiza, un lugar fuera de lo común

¿Quieres reservar una guía?

0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *