Las Canarias, las siete maravillas

 Roque Bodegas

Un asombroso paisaje volcánico es el que está constituido en medio de la isla de La Palma. La pared norte, se conserva intacta, y se levanta a más de 2.400 m de altura. El pico más alto culmina en unos 900 m. El fondo de la caldera es húmedo, compuesto de una vegetación exuberante, y plagada de curiosidades naturales. Estamos hablando de una mina inagotable de posibilidades, en donde los excursionistas podrán disfrutar mucho.

Mucho mayor que su homólogo de Tenerife, este jardín restituye a las mil maravillas toda le ecodiversidad del archipiélago. Un bosque de laurisilva bordea un pequeño bosque de pinos canarios, en el hueco del barranco, mientras que en la vertiente encontramos dragos, y especies que necesitan menos agua.

Por el contrario, en Lanzarote se extiende una planicie fértil sembrada de granjas y pueblos curiosos. En el siglo XVIII, una capa de ceniza cubrió bruscamente la tierra, obligando a sus gentes a volver a conquistar las tierras arrebatadas por la propia naturaleza. Hoy en día, protegida de los vientos procedentes del Sahara a través de pequeños muros de piedra natural, la Geria produce uno de los mejores vinos malvasía del archipiélago.

Más información – Descubriendo Costa Teguise en Lanzarote

¿Quieres reservar una guía?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *