Las Castas hindúes y los brahmanes

¿Te gustaría conocer un poco más acerca de la organización de las sociedad en la India? Pues empecemos por decir que la India se organiza socialmente en castas o grupos étnicos y sociales, desde hace más de 3.000 años, por lo que podríamos afirmar que es uno de los sistemas más antiguos del mundo.

castas-india

Esto se debe a la variedad racial y religiosa del país, aunque el hinduismo es la religión que más pone en práctica esta doctrina particular. Hasta hace no mucho se trataba de un rígido sistema social, que establece que el individuo nace con ciertos estatus que no puede cambiarse, es decir que la jerarquía perdura en el tiempo y que pasa de generación en generación.

castas-india3

Si bien es cierto que la palabra “castas”, no aparece en los textos sagrados de la India, según la historia, los grandes sabios fueron los que desarrollaron este sistema, que hoy en día, es visto por los occidentales como un terrible modo de discriminación que se convierte en uno de los problemas más grandes del país a excluir ciertos grupos sociales, aumentando así la pobreza. Por si no lo sabías, te contamos que las castas se aplica a las cinco clases sociales que han sido heredadas por los habitantes de la India, siendo los brahamanes los que ocupan en primer rango de estatus pues descienden de Brahma, la principal divinidad de los arios. Para ellos, Brahma es el primer ser supremo creado y por ende, el creador del universo.

castas-india2

El tema es sumamente interesante y puede parecer complicado, pero en realidad no lo es. Conozcamos un poco más acerca de Brahma y la organización que se tiene en este caso. Brahma es descrito como autoexistente que hace surgir al mundo de un huevo, donde su existencia dura una eternidad. Es así como las castas son categorías jerarquizadas que van de la siguiente manera: primero están los brahmanes, como ya te dijimos, quienes se dedican a la religión y a la ciencia (eras hasta considerados como dioses terrenales).

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*