Las Cataratas del Niágara

Gracia y bravura en sus aguas. Visitada en los meses de verano por miles de turistas, las Cataratas del Niágara es uno de los más bellos accidentes de la naturaleza.

Situado en la parte oriental de la frontera entre Canadá y EEUU. No es alta, pero sí amplia. La unión de varios ríos de estos países hace que las Cataratas del Niágara brinden espectáculos diferentes.

Las Cataratas del Niágara fueron bautizadas con esos nombres por la tribu iroquesa. Ellos semejaban los golpes del agua y las rocas con los truenos. Fuerte y bulliciosa. Estas cataratas se dividen en tres: Las cataratas canadienses, en Ontario; las cataratas americanas, en Nueva Cork; y las cataratas Velo de Novia.

Si estas en Canadá es recomendable visitarlas de noche. Un manto de colores pareciera verse a lo lejos. Ya de cerca te das cuenta que son las luces artificiales que interceptan a las cataratas del Niagara. También puedes dirigirse a las plataformas como los que tienen el parque Reina Victoria. Espectacular afluencias de aguas canadienses y estadounidenses. Otro lugar para apreciar esta belleza es la torre Konica Minolta Tower.

Las cataratas Velo de Novia se puede apreciar mejor en los Estados Unidos. Puede participar de las excursiones a la Cueva de los Vientos. Al ingresar podrá estar a un punto debajo de la catarata. Elegante y suave parecen sus aguas al correr. Sin duda la delicadeza de un velo.

La empresa de viajes más reconocida es el Niagara Scenic Trolley. Un guía seguro que te explicará la historia y las características de esta aguas. Pero, si el turista desea observar esta maravilla de un punto fijo, cerca a la torre Skylon, está la cubierta de observación más levada. Podrá ver las cataratas y la gran ciudad de Toronto.

Es recomendable visitar las cataratas del Niagara en invierno; pues habrá menor población de turistas. Es que todos quieren conocer las furias de las aguas del Niagara. Fuerzas que los estadounidenses y los Canadienses han sabido convertir en energía. Las cuidadas de Niagara Falls, en Nueva York, y Niagara Falls, en Ontario, tienen centrales hidroeléctricas que abastecen a las demás cuidades de esos países.

Belleza y potencial energético brindan las aguas del Niágara. Y no solo eso. También ha sido escenario de famosas películas como El Niágara, donde actuó la bellísima Marilyn Monroe; y Superman II. Promoción que provocó que en el 2003 las visites anuales superaran los 14 millones. En Canadá, a través de sus campañas de promoción turística también piensan incrementar el turismo anual.

3 comentarios, deja el tuyo

  1.   Susana Asencio dijo

    Es un Maravilloso Regalo de Dios que muchos hemos sabido apreciar y hemos sabido agradecer a la Naturaleza

  2.   Caro dijo

    Es verdad las cataratas del niagara es un regalo que Dios nos dio y agradesco mucho al todopoderoso por habernos dado a mi familia y a mi la oportunidad de que nuestros ojos y nuestro ser hayan tenido el previligio de admirar ese lugar..
    Estuvimos ahi Julio 17 al 21 2009
    Si tienen la oportunidad es digno de admirar las cataratas del lado de Ontario Canada..
    Salem, Oregon

  3.   Amalia Solis dijo

    Que puedo comentar, pues son un sueño viéndolo por este medio, que me gustaría que un día se hiciera realidad son sencillamente grandiosas.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

¿Quieres reservar una guía?