Las curtiembres medievales de Fez

Volvemos a la ciudad imperial de Fez para hablar sobre uno de sus barrios más representativos, el de las tenerías. La ciudad marroquí es muy famosa por sus productos de cuero, y pese al olor es muy recomendable visitar este sector que ha cambiado muy poco desde tiempos medievales.

Una buena forma de acceder a las tenerias es consultar en las tiendas de cuero, ya que los vendedores tienen la mejor información sobre momentos oportunos para visitar y recorrer esta parte de la ciudad.

Lo cierto es que no se trata de un paseo glamoroso. El olor a cuero, las palomas revoloteando y los colores hacen una combinación fascinante, extraña y misteriosa.

Por la mañana es un excelente momento para recorrer las tenerías ya que siempre habrá un vendedor dispuesto a explicarte el proceso, y a confirmar que los colores brillantes provienen de las plantas utilizadas para teñir los cueros.

De los 900 años que tienen las curtiembres, poco ha cambiado y es muy fácil viajar en el tiempo y olvidarse de la actualidad cuando miramos las numerosas vasijas de piedra rellenas con múltiples líquidos.

El cuero de ovejas, cabras y otros animales se procesa en Fez para crear carteras, zapatos y pantuflas, entre otras prendas y accesorios. Todo el proceso se hace a mano e incluye un paso por excremento de paloma ácido para ablandarlos y luego unas vasijas repletas de tintura con base de menta, azafrán y hena.

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*