Las estatuas del puente Carlos

El puente Carlos es un verdadero protagonista de la ciudad de Praga. En el año 2004, durante unas rutinas de control bajo el agua, se descubrieron unas estatuas de arenisca.

Puente Carlos

Se trataba de unas esculturas que fueron arrastradas por las aguas en unas inundaciones del año 1784.   Este grupo escultórico fue reemplazado por la estatua de Santa Ludmila, del escultor checo Bernard Mathias Braun.

El puente Carlos, primer puente de Praga, conocido como el Puente de Judith, fue construido en 1170 y en 1342 fue arrastrado por las aguas; se comenzó a construir nuevamente en 1357 por orden del rey Carlos IV y se finalizó en 1402.

Fue diseñado por el arquitecto alemán Peter Parler, el mismo de muchas catedrales de Europa y de la Iglesia de San Vito en Praga. Llamado también Puente de Piedra, recibió el nombre de Carlos en 1870. Tiene 516 m de largo y 9,5 m de ancho y es peatonal desde 1974.

De hecho, el Puente Carlos es una verdadera galería de arte al aire libre, inspirado en el Puente de los Ángeles en Roma, y desafía con estatuas barrocas la prohibición de la arquitectura gótica dandole al conjunto un carácter único.

Por ejemplo, veremos un San Juan Nepomuceno, una Piedad y un San Wenceslao; otras son de mediados del siglo XVIII y muchas son reproducciones de los originales, realizadas en el siglo XX.

Actualmente se pueden ver 30 estatuas y grupos escultóricos, obras de artistas conocidos y menos conocidos. Llama la atención un bronce de Jan Brokoff que evoca escenas de la Santa Confesión; según la leyenda, San Juan Nepomuceno era el confesor de la reina de Bohemia y fue arrojado al agua cuando se negó a romper el secreto de confesión.  Se trata de un crucifijo con una enscripción en hebreo en la cruz, lo cual es bastante raro.

Una leyenda del puente dice que si alguien pone su dedo sobre las placas de bronce de la estatua de San Juan Nepomuceno y la cruz tallada en la barandilla del puente que marca el lugar desde donde el santo fue arrojado al río Vltava, todos sus deseos, incluso los más secretos, se harán realidad.

Foto: Easypedia

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

¿Quieres reservar una guía?