Las habas en la Grecia Antigua

Habas Griegas

Según los historiadores las habas son importantes en la gastronomía griega y de otras partes del mundo desde hace miles de años. Entre las legumbres en Eurasia, sólo son más antiguas las lentejas, y según algunos historiadores son anteriores al Diluvio Universal. En Grecia se las conoce con el nombre de “faba o Kouki”.
Se cree que las habas son originarias de Persia y que el viento propagó su semilla por todo el Mediterráneo.
Se han encontrado habas en los restos de asentamientos Neolíticos de Suiza, en tumbas egipcias del año 2.400 a.C., en las excavaciones donde se cree que estaba Troya en Creta y en otros lugares.
Las habas fueron fundamentales en la alimentación de los antiguos griegos, romanos, y de los habitantes de la cuenca mediterránea. Las comían cocidas o en harina y ayudó a los griegos en las hambrunas.
El escritor griego Eródoto las menciona en sus escritos.


Pitágoras que fue uno de los primeros vegetarianos de la historia, no las consumía por considerarlas infernales y veía en sus flores la marca del infierno. Afirmaba que dentro de las habas vivían los espíritus de los muertos. Se cuenta que cuando sus enemigos lo perseguían, lo atraparon por no pasar por un lugar plantado con habas. Pero por el contrario Aristóteles recomendaba comer habas.
Los griegos las cultivaban, las consumían y usaban las habas secas para votar castigos a sus conciudadanos.
El médico griego Pedaneo Dioscórides de Anazaber le adjudicaba poderes medicinales a las habas.
Después del año 1492 se comenzaron a llevar porotos de América a Europa, por ello las habas fueron menos consumidas y casi desaparecen.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

¿Quieres reservar una guía?