Las Montañas de Jizerské, cerca de Praga los paisajes más lindos

Praga es la puerta de entrada a la República Checa, desde allí podremos alejarnos algunos kilómetros para conocer los hermosos espacios naturales que tiene el país.

Si te gusta la naturaleza y quieres conocer bonitos paisajes de Bohemia, puedes escaparte desde Praga, tomando la carretera E-65 en dirección a Turnov durante 135 kilómetros, hasta llegar a la zona protegida de las montañas de Jizerské.

Las Montañas de Jizerské son un sitio para visitar al menos 1 vez en cada estación del año para observar cómo cambia el pasaje cuando el valle está en flor, cuando está cubierto de nieve o cuando se matizan los colores en el otoño o el verano.

Las montañas se ubican entre las ciudades de Liberec, Tanvald y Jablonec nad Nisou. Hacen de frontera con Polonia, teniendo gran parte del territorio ocupada por el río Jizera, y si bien las montañas están en la República Checa, el pico más alto está en el país vecino.

Esta es una zona protegida desde el año 1968, que cuida extensos bosques y claros de arbustos que estaban siendo destruidos y hermosos espacios naturales como los grupos de háyales que se encuentran en el norte y los ecosistemas que genera, como las praderas de pastura que además guardan algunas construcciones de estilo popular, en la población de Jizerka.

Son de destacar también los espacios naturales de la turbera en Smedava, las presas de Sous y Bedrichov, los balnearios de Libverda, la cascada de Stolpisské, las formaciones rocosas de Almenaje de Frýdlant y los monumentos históricos como la basílica de Asunción de Virgen María en Hejnice y el Castillo de Frýdlant.

Será una aventura de belleza singular.

Foto Vía: Flickr por sznitka

¿Quieres reservar una guía?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*