Las verduras en la cocina griega

Siempre se ha hablado de la abundancia de las verduras en la cocina griega, pero todo tiene su explicación. Los cristianos ortodoxos griegos practican la abstinencia de productos de origen animal durante un tercio del año y hasta la mitad del siglo XX los griegos comían muy poca carne, ya que ésta se guardaba para los festivales.
Los platos más comunes mediterráneos y por supuesto, griegos, son a base de pescado, aves, cordero, mucha verdura, todo sazonado con especies aromáticas y condimentos.
Los griegos antiguos valoraban mucho la cocina local, por ello hay platos que son representativos de cada zona.
Una de las comidas más ricas de la cocina griega es Spanakopita, que es un pastel de espinaca y queso. Según la zona la receta es modificada, agregándole algún ingrediente o disminuyendo otro.

Ingredientes para prepara Spanakopita

400 gr. de espinaca
200 gr. de queso feta
250 gr. de pasta filo preparada
2 cebolletas
1 huevo grande
2 cucharaditas de leche
1 cucharada de eneldo picado
2 cucharadas de perejil picado
1 cucharada de mantequilla
Aceite de oliva
Sal y pimienta negra a gusto

Preparación:

Lo primero es precalentar el horno a 180º.
Picar fina la cebolleta y rehogarla en la mantequilla, a fuego lento durante 10 minutos.
Poner las espinacas durante 1 minuto en agua hirviendo, con sal, pasarlas por agua fría, escurrirlas para sacarle toda el agua, y picarlas.
En un bol mezclar las espinacas, la cebolleta con la mantequilla, el huevo batido, la leche, el eneldo, y el perejil. Poner el queso desmenuzado por arriba, y salpimentar.
Pintar el molde con aceite y cubrirlo con la pasta, poner la pasta y cubrirlo con las otras tapas.
Rociar con agua y poner Spanakopita durante 1 hora al horno hasta que esté crujiente.

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*