Las visitas imprescindibles a la hora de viajar a Barcelona

¿Vas a viajar a Barcelona? Es una de las visitas más programadas por todo tipo de turistas y desde luego, no nos extraña. Se alza como la segunda ciudad más poblada de España y en ella nos podemos encontrar con diversos tesoros hechos en forma de monumentos y gastronomía.

La unión de todo ello hace que sea otro de los puntos a visitar. Por eso, si llegas en breve y no tienes mucha idea por dónde comenzar, te dejamos con algunas de esas visitas que tienes que realizar en la Ciudad Condal. Algunos de los que mencionaremos son Patrimonio de la Humanidad. ¿Vamos a descubrirlos?

Viajar a Barcelona y visitar la Sagrada Familia

Una de las paradas más que obligatorias a la hora de viajar a Barcelona es esta. Conocida por muchos y admirada por la gran mayoría, así se eleva la Sagrada Familia. Esta basílica es uno de los puntos clave y fue diseñada por Antonio Gaudí, como muchos sabréis. Se inició allá por el 1882 pero ha seguido durante mucho más tiempo en construcción. Uno de los monumentos más visitados donde en su parte exterior se representa tanto el juicio final como el infierno o la muerte. Podrás visitarla y descubrir en su interior las originales columnas.

Las Rambas y su centro histórico

Son muchos los turistas que se preparan para viajar a Barcelona, de diferentes partes del mundo. Lo cierto es que tiene muy buena combinación de medios de transporte entre los que el avión, sigue siendo el favorito por muchos. Cuando vuelas y no quieres tener problemas de aparcamiento ni de horarios para esperar, siempre es preferible ir a lo seguro. ¿De qué manera? Pues dejando el coche en el párking aeropuerto de Barcelona. Así, tendrás tiempo para disfrutar  de tu viaje que es de lo que realmente se trata.

Partiendo de esto, una vez ya en tierra firme volvemos al centro histórico. Otra de las partes muy visitadas entre las que destacamos Las Ramblas.Una zona de paseo que abarca el puerto antiguo así como el centro y la Plaza de Cataluña. En cada paso, podrás encontrarte con artistas callejeros, puestos varios o cafeterías, entre otros muchos establecimientos. Tampoco te olvides de que aquí podrás admirar el Gran Teatro Liceo, por ejemplo.

El Barrio Gótico

Hemos mencionado su centro, pero ahora de una manera más concreta, nos quedamos con otro de los lugares únicos y especiales. Uno de los rasgos vitales de este lugar es que todavía guarda detalles de la época romana, lo que lo hace todavía más atractivo. Pero fue la época medieval la que le dio forma con sus palacios de estilo gótico. Tanto su catedral como sus calles estrechas harán que te pierdas en ellas y te lleven a vivir una época pasada.

Paseo de Gracia y sus grandes joyas

Una de las avenidas más importantes, aunque como vemos, Barcelona tiene numerosos puntos que lo son. Pero en este caso, son las obras arquitectónicas las que la protagonizan. Buen ejemplo de ellos es que aquí nos encontramos con la Casa Amatler o bien, la Casa Batló, hecha también por Antonio Gaudí y que es una expresión del modernismo catalán. Por otro lado, está la Casa Milá, que fue de una familia burguesa que cuenta en su azotea con una especie de columnas que parecen guerreros.

Parque Güell

Este parque público es Patrimonio de la Humanidad. Hay que decir que de nuevo es obra de Gaudí pero en este caso de la etapa naturalista, es decir, de la primera década del siglo XX. La libertad y la imaginación del artista se dan cita en otro de los lugares más que imprescindibles. Distinguiremos en él, los pabellones de entrada así como la escalinata o la denominada Sala hipóstila (Sala de las 100 columnas) que se encuentra sobre la anterior. Sin olvidarnos de la plaza y de todos los caminos que la componen.

Disfruta de las mejores vistas en los miradores

Además de los barrios y de las catedrales o iglesias y hasta de los parques, también es cierto que cuando viajamos, nos gusta traernos recuerdos desde diferentes puntos. Puntos que siempre serán clave si pensamos en que desde ellos se pueden obtener unas grandes vistas. Por eso, los miradores siempre están presentes. Viajar a Barcelona es subirte a Montjuic, a 175 metros de altura, o bien al Tibidabo a unos 500 metros. ¿Cuál te gusta más?

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*