Lo que hay que saber antes de viajar a Grecia

Como turistas tenemos que contar con buena información acerca de ciertos ítemes y Grecia no es la excepción, incluso si solo queremos tirarnos en sus playas a tomar el sol. Por eso conviene sacarse las dudas y tener un poco de información acerca de los bancos y sus horarios, las tarjetas de crédito, los cajeros automáticos, los feriados, la moneda, las comodidades para discapacitados, la corriente eléctrica, Internet y demás.

Bueno, vayamos por partes. El dinero es lo más importante en nuestras vacaciones, en Grecia ya no está el dracma sino el euro, con sus 7 denominaciones y monedas, y allí se pronuncia “ivro” (Europa en griego se dice Evropi así que será gracioso, pero es certero). Como es un país repleto de turistas todas las tarjetas de crédito se aceptan sin problemas, y lo mismo los euro-cheques y cheques de viajero: en los hoteles, bares, restaurantes o para alquilar un coche, lo único que hay que hacer es buscar la pegatina en el vidrio de la tienda.

Los cajeros automáticos están en las ciudades o pueblos más grandes y debemos recordar que pueden estar vacíos los fines de semana. Otro detalle a tener en cuenta es que durante los feriados bancarios los servicios públicos, las tiendas y el correo cierran. Bien, una vez visto el tema del dinero, nos queda por saber que si las vacaciones son en familia hay muchos entretenimientos para los niños (4 parques acuáticos, por ejemplo), un par de acuarios, cabalgatas y demás.

Si viajamos con una persona discapacitada deberemos tener en cuenta que Grecia no es el mejor sitio para ella. Hay calles estrechas, subidas y bajadas, algunas calles no tienen acera y los coches están estacionados a ambos lados. Incluso todavía no hay muchos hoteles preparados para recibir gente con discapacidades. Una lástima. Bien, por otro lado en estos hoteles la corriente eléctrica es de 220V y en materia del acceso a Internet, veremos que hay muchos cafés con conexión (más en las ciudades que en los pueblos) con un precio aproximado de 2 euros la hora.

Y por último, pero no menos importante: los mosquitos. Abundan en Grecia así que hay que llevar repelente, incluso para ir de bares.

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*