Los 4 lugares emblematicos qué conocer en China

turismo China

China, el destino turístico por excelencia en Asia, ofrece una gran cantidad de atracciones para conocer a lo largo del año. Precisamente, entre los 4 sitios para una obligada visita tenemos a :

La Ciudad Prohibida

El Palacio Imperial (Gu Gong), se encuentra en el centro de Beijing, conocido como la “Ciudad Prohibida” en el que no se permitió a la población su ingreso. Aquí es donde más de 24 emperadores de la dinastía Qing y Ming vivieron desde fines del siglo 15 a 1911.

Hay más de nueve mil habitaciones en esta ciudad dentro de una ciudad, construida entre 1406 y 1420 y rodeado por un muro y un foso, con cuatro entradas. Hay 3 palacios (Tai He Dian, Zhong He Dian, Bao He Dian), donde los emperadores celebraban las grandes ceremonias y banquetes.

Gran Buda de Leshan

En la ciudad de Leshan (suroeste de China), en la confluencia de los ríos Min Jiang, Dadu y Qingy, hay una colosal estatua de Buda, considerado sin igual en el mundo. El Buda está sentado y tiene 71 metros de alto, donde sus hombros miden 28 metros de diámetro.

Fue esculpido en una colina de piedra arenisca con el fin de proteger a los navegantes en esta parte del río, el cual es considerado peligroso por las corrientes. La obra fue iniciada por el monje budista Haitong en 713 y tomó cerca de noventa años para construirla.

El Ejército de Terracota

Es uno de los recientes descubrimientos arqueológicos más espectaculares . Es un complejo donde hay más de siete mil guerreros y caballos de terracota esculpidos en tamaño natural y descubierto accidentalmente en 1974, gracias a las excavaciones de algunos agricultores.

Situada a treinta kilómetros de Xian, cerca del Mausoleo del emperador Qin Shihuan, el Ejército de Terracota es parte de su complejo funerario. Su construcción data del segundo siglo aC y está dispuesto como ejércitos de la época.

La Gran Muralla

Llamado por los chinos “Wan Li Chang Cheng” (el largo muro de diez mil li), es el más extenso trabajo defensivo en el mundo con 6700 kilometros de extensión construído en el siglo V aC, el cual fue posteriormente reforzado por el primer emperador chino Qin Shi, quien contrató a cientos de hombres para el trabajo.

La Gran Muralla que vemos hoy fue reconstruida por las dinastías Ming (1368-1644). Se reforzaron con piedra y ladrillos y caro construido muchas torres de vigilancia a lo largo de los amplios tramos de caminos de piedra. Los tramos mejor conservados de la fortificación se encuentran en Badaling y Mutianyu, respectivamente , a 54 kilometros y 81 km de Beijing.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

¿Quieres reservar una guía?