Los duendes. Mitos y leyendas alemanas

El folclore alemán es rico en tradiciones y leyendas donde los duendes suelen ser principales protagonistas. Así, las gentes de pueblo tenían la creencia de que estos pequeños personajes ocasionaban bromas bastante dañinas y causar enfermedades al ganado, a las personas y aun, provocar pesadillas a los durmientes. De hecho, ‘albtraum’, la palabra alemana que sirve para designar un ‘mal sueño’, significa ‘sueño de duende’.

La forma arcaica aldbruck, por otra parte, quiere decir ‘la presión del duende’ por cuanto se creía que las pesadillas se producían por la presión que las pequeñas criaturas ejercían al  sobre la cabeza del durmiente. En este sentido, la creencia alemana en los duendes se corresponde a la superstición escandinava sobre el ‘mara’ y es similar también a las leyendas relacionadas con los demonios incubus y sucubus.

Otras historias presentan al rey duende rodeado de su séquito de elfos y en la gran epopeya alemana de la Edad Media (Nibelungenlied) un enano llamado Alberich juega un papel importante. “Alberich” se traduce literalmente como “duende soberano”, que más tarde evolucionará hasta significar “duende-enano”. Esta modificación ya se observa en las tempranas Eddas. Alberich, tomó el nombre Alberon en francés e incorporado al inglés como Oberon, rey de duendes y hadas en la comedia dramática “Sueño de una noche de verano”, de William Shakespeare.

La leyenda de Der Erlkönig aparentemente originado en Dinamarca en épocas recientes, ha sido tema de debate. El nombre se traduce literalmente del alemán como “rey Alder” mucho mejor que su traducción inglesa más habitual: el “rey duende”. En alemán pasó a convertirse en Elfenkönig. Por otra parte, se ha sugerido a menudo que Erlkönig es una mala traducción del Elverkonge del danés original o del elverkonge, que significan “rey duende”.

De acuerdo con el folklore alemán y danés, el Erlkönig  representa un presagio de la muerte, como el hada maligna de la mitología irlandesa, que se aparecerá solamente a la persona desfalleciente en su lecho de muerte. Según su expresión, el yacente comprenderá qué clase de muerte tendrá:una expresión dolida significa una muerte dolorosa, expresiones pacíficas significan una muerte pacífica.

En el cuento de hadas de los hermanos Grimm, El zapatero y los duendes, un grupo de pequeñas criaturas desnudas llamadas Heinzelmännchen ayudan a un zapatero a realizar su trabajo que recompensa su labor obsequiándoles pequeñas vestimentas; encantados con su regalo, corren tan lejos que ya nunca se los vuelve a ver de nuevo.

Seres mágicos y traviesos que viven en Alemania todavía, si es que sabes mirar bien.

Más información- Alemania celebra la Noche de Walgpurgis el último día de abril

Imagen: El sol y la luna

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

¿Quieres reservar una guía?