Los frescos de Piero della Francesca en la iglesia de Arezzo

Una de las joyas de Arezzo son los frescos que pinto Piero della Francesca, uno de los mejores pintores del Renacimiento. Aquí en Arezzo está la Basílica de San Francesco y dentro sus bonitos y famosos frescos. La iglesia es del siglo XIV, una bellza y una joya en sí misma, y está situada en la parte baja de Arezzo, a mitad de camino entre la catedral y la estación del tren.

Por fuera no dice mucho, es de piedra y ladrillos, pero dentro están estos magnificos frescos que no solo pintó Piero della Francesca sino también otros artistas. El ciclo e La leyenda de la Cruz Verdadera es un conjunto de frescos que está en la capilla mayor, al frente del templo. Puedes verlos pero para verlos bien de cerca haz de pagar un billete. Nada es gratis. A la izqueirda de la entrada hay una escalera y cuando la bajas allí está la taquilla. Las visitas se permiten por media hora solamente y a 25 personas al mismo tiempo. Ni una más.

De lunes a viernes el horario es de 9am a 6:30pm, los sábados y domingos cierra una hora antes. El billete cuesta 8€ pero por 12€ tienes un billete combinado que te permite ver además el Museo Arqueológico, el Museo de Arte Medieval y la Casa Vasari.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

¿Quieres reservar una guía?