Los hermosos glens de Antrim

El condado de Antrim tiene dos atracciones turísticas importantes: una es la calzada del Gigante y otra son los Glens de Antrim, al este del centro del condado y situados a lo largo de la costa del Atlántico. ¿Qué son los glens? Se trata de una región compuesta por nueve glens o valles que miran al mar. Es una zona de mucha belleza natural y por eso mismo acuden siempre miles de turistas.

Las ciudades principales de los glens son Carnlough, Waterfoot, Cuchendall, Cushendun y Ballycastle. En esta zona de Irlanda hay restos de comunidades del Neolítico por todos lados, tumbas megalíticas aquí y allá con restos de cerámicas y herramientas de piedra. La mejor forma de conocer esta región es seleccionar una de las pequeñas aldeas que hay a lo largo de la ruta como punto de partida y desde allí recorrer muchos de los senderos que unen unas y otras aldeas entre sí y que te permiten ver todas las bellezas naturales.

La aldea que es considerada algo así como la capital de los Glens es Cushendal así que puedes empezar por aquí. Otro buen destino es Glenariff porque está dentro de un bosque y hay senderos de madera que te permiten acercarte a unas bellas cascadas. Las casas de huéspedes abundan en la zona y lo mismo los hoteles, bares, tiendas y restaurantes.

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*