Los monumentos conmemorativos de Canadá

Royal Canada Navy

C El monumento conmemorativo nacional de guerra de Canadá, inaugurado en 1939 por el rey Jorge VI y la reina Isabel se alza en la Plaza de la Confederación, en Ottawa. Hicieron falta 13 años para edificar esta obra de Vernon March. Veintidós figuras representando a la infantería, la artillería, la aviación, las enfermeras, la caballería, los servicios de mantenimiento, los leñadores y la marina franquean un arco de triunfo.

Unas figuras alegóricas representando la paz y la libertad suben por el arco. Fue edificado en su origen para rendir homenaje a los sacrificios de aquellos que sirvieron durante la Primera Guerra mundial, pero en 1982 se inscribieron también las fechas de la Segunda Guerra mundial y la guerra de Corea. En el año 2000, la tumba del soldado desconocido fue añadida en la base del monumento. Allí es donde cada año se desarrolla, el 11 de noviembre, la ceremonia del Día del Recuerdo.

La Torre de la Paz sobre la Colina del Parlamento, que es visible desde el monumento conmemorativo, fue acabada en 1927 como monumento conmemorativo de la guerra, después de que un incendio destruyera el Parlamento canadiense en 1916. La Capilla del Recuerdo al pie de la torre acoge los Libros del Recuerdo, conmemorando a todos los canadienses que murieron con el uniforme desde la Confederación.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

¿Quieres reservar una guía?