Los postres rusos que deleitan a los más golosos

imperial

La gastronomía rusa es popular por sus suculentos platos, de los cuales se destacan especialmente los guisos y sopas especialmente elaborados para combatir las temperaturas más bajas. Pero los postres y platos dulces no pasan desapercibidos…

El ‘pan de miel‘, es un clásico de los manjares dulces regionales. El melindre más popular en Rusia es el de Tula, que consiste en una tableta rectangular con un suave relleno de mermelada o leche condensada.

El Pastel Praga es variación del pastel vienés “Sacher”. Su autor fue el mismo Vladímir Guralnik, quien estudió pastelería con los maestros más importantes de Checoslovaquia.

Los postres frutales con manzanas están ampliamente extendidos en la Federación Rusa, debido fundamentalmente a que no hay una gran variedad de frutas. Generalmente las manzanas se bañan en almíbares y caldos dulces, luego se les quita el corazón, se rellenan y son cocinadas al horno.

El chocolate “Alionka” es muy popular, históricamente posicionado como una de las marcas soviéticas más conocidas de la industria chocolatera.

El imperial ruso, curiosamente nada tiene que ver con Rusia, pero se le asignó ese nombre debido al momento histórico en que se hizo popular, el cual coincidía con el exterminio de la dinastía de zares.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

¿Quieres reservar una guía?