Los tesoros del museo arqueológico nacional de Francia

Tal y como lo mencionan todos los habitantes de la ciudad de París, éste es uno de los recintos que acoge gran parte de la historia del hombre, desde el inicio de la vida del mismo en nuestro planeta hasta la Galia romana.

Estamos haciendo referencia al museo arqueológico nacional de Francia, mismo que se encuentra en los interiores de un castillo feudal, el cual antiguamente sirvió de residencia para los reyes de Francia. Todo este entorno se encuentra rodeado de espléndidos jardines que fueron creados por el paisajista de Versalles Le Nôtre.

Una vez que hayamos llegado hasta este hermoso castillo, también podemos visitar la capilla gótica que está pegada al edificio, y de la cual se aprecia sus altísimas vidrieras.

Ya en el interior, la presencia de joyas, objetos artesanales, un conjunto y sinnúmero de armas y otro sinnúmero más de elementos, serán los que hayan reemplazado al mobiliario real, mismos que pertenecen a los orígenes mismos del mundo.

Los amantes de la historia del hombre, podrán apreciar al “primer rostro humano“, así como también a la famosa dama de la capucha y una escultura de marfil que se asegura que pertenece a 21,000 años antes de Cristo.

En ese museo se puede disfrutar de diferentes actividades lúdicas así como instructivas a lo largo de todo el año; existen determinados talleres de “mímica de obras” que están dirigidos de forma especial a los más pequeños; los grandes en cambio podrán aprovechar de un paseo por los tejados del Castillo.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

¿Quieres reservar una guía?