Los vendedores del Rastro a pie de guerra

Los vendedores del rastro no han tenido más remedio que manifestarse ayer en la explanada del parque Hemanos Castro a fin de protestar por las presiones policiales a las que aparentemente están sometidos últimamente, según testimonios de los afectados.

El rastro en su antigua ubicación

Ahora, si no se pone remedio, el próximo domingo, los vendedores ambulantes amenazan con ir a la huelga. Desde que han sido trasladados la parque Hermanos Castro, se han estado quejando de falta de espacio, falta de aparcamiento y de horario limitado, así de como la presión policial a la que se encuentran sometidos, con lo cual las desventajas son bastante grandes en comparación con lo que ofrecía el aparcamiento del Molinón, donde se ubicaban anteriormente.

A continuación citamos algunas palabras de alguno de los vendedores del Rastro:

“La persecución policial es evidente. No sabemos el motivo, pero ahora la presión para que recojamos y nos marchemos a toda velocidad es desmesurada, hasta el punto de que ha llegado a ser un acoso, con trato vejatorio”

Los policías que vinieron a echarnos iniciaron, mediante un megáfono, una cuenta atrás para que nos fuéramos. Decían: ‘Os quedan 10 minutos, os quedan 9…’ y así hasta el final. Humillante.

Veremos en que acaba todo esto, pero parece que los vendedores no se van a echar atrás, están a pie de guerra y quieren soluciones.

¿Quieres reservar una guía?

Categorías

Noticias

Absolut Gijón

Todo lo que necesitas saber sobre Gijón, una de las ciudades que merece la pena visitar para disfrutar de lo que tiene que ofrecerte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *