Matryoshka, la tradicional muñeca rusa

Aprender sobre la cultura rusa es una excelente manera de aprendar sobre su gente y tradiciones. Y es que su cultura tiene una rica historia y artes influyentes, sobre todo cuando se trata de literatura, filosofía, música clásica, el ballet, arquitectura, pintura, cine y la animación.

Y entre uno de los símbolos es la Matryoshka. Es difícil encontrar un símbolo de Rusia, más popular que la tradicional muñeca rusa que están decoradas con sencillez y originalidad por lo que atraen a los amantes del arte popular ruso de todo el mundo. Lo cierto es que éstas muñecas decoran las chimeneas y los estantes en los hogares de miles de rusos.

Historia

Algunos historiadores sostienen que la muñeca matryoshka se originó a partir de muñecas japonesas tradicionales. Sin embargo se sabe que los maestros rusos hacieron muñecas huecas desmontables. De tal modo, que el primer set de muñecas rusas de anidación apareció en Moscú en 1890. Fue tallado por Vasily Zvyozdochkin partir de un diseño de una artesanía popular pintor Malyutin Sergey.

El juego de muñecas estaba formado por ocho muñecas de tamaño decreciente colocados uno dentro del otro. Todos los ocho muñecos representan los niños-la más exterior era una niña sosteniendo un gallo, seis muñecas interiores eran niñas, la muñeca de quinto era un niño, y lo más íntimo era un bebé.

A pesar que los primeros muñecos matryoshka estaban destinados a los niños, su precio era tan alto que sólo los adultos pueden permitirse el lujo de comprar en ocasiones especiales. Cabe anotar que en 1900, éstas muñecas ganaron una medalla de bronce en la Exposición Mundial en París. Poco después, muñecas rusas se hicieron muy populares.

Los juguetes se estaban produciendo en varios centros de fabricación conocidos, el más famoso de ellos es Posad y Semenov. En el siglo XX, muñecas rusas se exportaban al extranjero en grandes cantidades. La popularidad de los muñecos, incluso dio lugar a unas pocas empresas en Alemania, que produce la falsificación de las muñecas de anidación y los vendían como juguetes rusos.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

¿Quieres reservar una guía?