Menorca, un destino irresistible

El nombre de Menorca viene de “menor”, que significa pequeña y se lo pusieron porque Menorca es la más pequeña –en comparación con Mallorca-, que era la isla que conocían entonces. La isla posee 8 ciudades, la más grande es la capital, Mahón.

Mahón ha sido la capital de Menorca desde el siglo XVIII. La característica natural más preponderante de la ciudad y la razón principal por la cual históricamente ha sido codiciada, era su puerto natural, que la resguardaba de los ataques externos y de las fuertes tormentas.

Son muchos los lugares que podemos visitar en Mahón. A continuación resumiremos algunos de los destinos de visita obligada:

  • Museo de Menorca: Está situado en un convento del siglo XVIII y alberga una impresionante muestra de objetos del período prehistórico.
  • Iglesia de Santa María: Alberga un enorme órgano del siglo XIX.
  • Ayuntamiento: Se distingue su fachada es de estilo neoclásico.
  • Bastión de Sant Roc: Era la puerta principal de la muralla que rodeaba a la ciudad de Mahón en los tiempos medievales y que fue derribada, quedando en pie únicamente la puerta.
  • Fornàs de Torrelló: Es una pequeña iglesia del siglo VI, que alberga un mosaico romano en el suelo.
  • Talatí de Dalt: Se encuentra a 4 km de Ciutadella. Es un asentamiento talayótico, que conserva cuevas naturales y un talayot.

Los viajes a Menorca son ideales para quienes desean combinar las visitas a las mejores playas con fascinantes rutas culturales.

¿Quieres reservar una guía?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *