Mercadillos callejeros en Milán

Fiera di Senigallia

Ni siquiera el lujo y el glamour que destila una ciudad como Milán pueden prescindir de los típicos mercados y mercadillos callejeros. Todos los días de la semana, en el corazón de algunas de sus principales calles y plazas, se suceden diferentes mercados de época, alimentos, ropa y antigüedades para regocijo de coleccionistas y paseantes.

Los más conocidos son el mercado del Viale Papiniano, que se celebra cada martes y sábado, el de Piazzale Lagosta los sábados, los mercados locales de Via Benedetto Marcello o Via Garigliano, ambos los martes y sábados, el de Via Catone los viernes y el de Vía Corsica los jueves. En total se producen más de veinte mercadillos a lo largo de la semana, rincones clave para los turistas ocasionales que vienen buscando algún souvenir sencillo y tradicional.

No en vano en la mayoría de ellos se venden productos típicos de la región, como quesos o embutidos de la Toscana o Campania, zapatos italianos de primera calidad y a muy buen precio, artículos para el hogar, etc…

Hay sin embargo un mercadillo de pulgas muy famoso en la ciudad. Se trata de la Fiera di Senigallia, que se celebra cada sábado cerca de la parada de metro de Porta Génova. Típico mercado en el que podéis encontrar de todo, desde libros antiguos a discos de vinilo, objetos de época, ropa de segunda mano, etc… Lo que para algunos pueden ser piezas ya sin uso para otros supone un verdadero encanto. En la zona del Tesino, a orillas del Naviglio Grande, hay también un Mercado del Anticuario una vez al mes. Allí algunas tiendas de las afueras de la ciudad exponen sus productos desde el puente de Via Valenza a Viale Gorizia, un tramo de más de dos kilómetros de longitud.

Otra cita con los mercadillos callejeros se produce cada domingo por la mañana en el Mercatino della Bovisa, en la Piazza Emilio Alfieri. Dicen los lugareños que es la mejor oportunidad para encontrar ese pequeño tesoro con encanto, además de servir de punto de encuentro para luego tomar algo en los bares de los alrededores. También en Vía Sacile, cerca de Piazzale Bologna y Piazzale Cuoco, se celebra otro mercadillo los domingos por la mañana, dedicado especialmente a ropa de segunda mano.

La primera imagen que se nos viene a la mente de Milán en cuanto a compras se refiere es la de una ciudad cara y glamourosa. Sin embargo, como podéis comprobar, también cuenta con algunos mercadillos en los que poder comprar más barato.

Más información – El Naviglio Grande, el canal más antiguo

Imagen – Multimedia Blogosfere

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

¿Quieres reservar una guía?