Mercados regionales, buenos productos

Una de las cosas que no puedes dejar de probar cuando estás en un país extranjero es su comida. Todos los días te enfrentas con la gastronomía local y aunque en todos lados existen las casas de comida rápida internacionales hay que probar los platos locales sí o sí. ¿Que sentido tiene siempre desayunar o almorzar en McDonald’s o KFC cuando tranquilamente siempre podemos hacerlo en casa? La cocina de Irlanda no es la cocina francesa pero lo cierto es que es sabrosa y abundante y si quieres cocina gourmet pues también la encuentras.

Los mercados de productos frescos son corrientes y son sitios muy buenos para disfrutar de la atmósfera local y probar los sabores producidos por grajeros y artesanos de la comida. En estos mercados es donde puedes probar los mejores quesos, las verduras y frutas orgánicas, el salmón ahumado, la carne y todo tipo de pastelerías regionales. Por favor, acude a los mercados de las ciudades y los pueblos, no te lo pierdas. Lo mejor que puedes hacer es ir con el estómago vacío y así disfrutar, entre otras cosas del pan irlandés, de los quesos de granja de reputación internacional como el Cashel Blue o el St Tola o el Gubben, de los pescados y mariscos provenientes del mar y de los ríos y de la carne, derivada de un ganado que pasta en las verdes praderas.

Además, Irlanda es famosa por sus ahumados, especialmente de salmón pero también hay pollo ahumado. ¿Lo probaste alguna vez? Los dulces son un capítulo aparte y si estás en Ballycastle no dejes de probar los dulces de miel que solo se venden en la Feria de Oul Lammas, por ejemplo. En una palabra, debes estar atento a las ferias y mercados para comer como Dios manda.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

¿Quieres reservar una guía?