Mis paseos por la playa de Benidorm son especiales

Me encanta pasear por la playa de Benidorm… ¿Qué tiene de especial? Bueno, los sentimientos son difíciles de explicar, pero lo voy a intentar… A ver si me sale:

  • Me gusta la brisa, el mar huele bien, la arena también. El aire no me sule molestar, me gusta que me agite el pelo.
  • Voy mirando a un lado y a otro… A dos bandas: El precioso mar, tenga el color que tenga, sea la hora que sea, un día cualquiera, y al girar la cabeza descubro tiendas, restaurantes ineresantes, vendedores ambulantes…
  • Me paro a hacerme una caricatura, nos echamos unas risas, me paro a ver una escultura en la arena, siempre alucinante, me para a comprar unos cacahuetes, me siento en un banco.
  • Se para un grupo de italianos, o de ingleses… Allora esto, then lo otro… Y chapurreamos un olé si es necesario.
  • Me quito la camiseta, y que me de el sol, ¡Qué bien!

No sé si me entendéis, tal vez si estuvisteis por aquí me comprenderéis a la perfección. Si no, os he intentado dar una idea del por qué de mi aprecio por esta playa.

¿Quieres reservar una guía?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *