Molinos famosos de Amsterdam : De Gooyer

Amsterdam, como capital de Holanda, es el principal destino de viaje donde la mayoría de las principales atracciones fueron edficadas durante el siglo XVII, cuando el país era una potencia económica y política. Cabe anotar que la mayoría de los canales de las ciudades famosas y arquitectura armoniosa proviene de esta época.

Precisamente, una de sus atracciones es el molino de viento Gooyer o Funenmolen como se le llama a veces que se alza majestuosa la salida del centro de Amsterdam. Se encuentra en el barrio de Funenkade, en el puerto viejo.

Es uno de los pocos molinos que quedan en los alrededores de la ciudad que impresiona con sus aspas que miden 26,6 y que aún funcionan para el deleite de los turistas. Originalmente utilizado para moler el maíz, el De Gooyer ahora sirve como una atracción turística y como telón de fondo para una cervecería popular.

Construído en 1725, el molino de viento De Gooyer fue trasladó en piezas en 1814 a su actual ubicación en Amsterdam que originalmente fue para moler el maíz  hasta que fue adquirido y restaurado por la ciudad en 1929.

Las aspas del molino de viento fueron destruidas por una tormenta en 1972 y fueron reemplazados más tarde, en 1976.

No cabe duda que Holanda es famoso por sus molinos de viento que están omnipresentes también en el paisaje plano. de sus polderes. En Amsterdam, sólo seis han sobrevivido a los tiempos, de los cuales el molino De Gooyer es el más cercano cerca del centro histórico.

Lo cierto es que por su ubicación en la parte oriental del centro de la ciudas, ha hecho que la estructura muy popular entre los lugareños y los turistas.

Está decorado con las tradicionales mesas y sillas de madera; un encantador lugar para tomarse una cerveza y un bocadillo, como el queso, salami, o frutos secos.

La desventaja es que el molino de viento es bastante pequeño y no puede acomodar a todos sus clientes potenciales durante sus horas cortas (normalmente de 3 a 8 pm).

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*