NEMO, el museo de la ciencia donde está prohibido no tocar

Si estás de vacaciones en Ámsterdam y tienes niños, seguro que ya has leído el artículo que le dedicamos a ellos aquí, pero si te queda alguna duda te hago una propuesta: visitar el Museo de la Ciencia NEMO, el museo de ciencia y tecnología más importante de todo el país.

Vas a ver que es imperdible, por su peculiar forma, y es que está en un edificio enorme con forma de barco, que por los años ha pasado de cobre a verdoso, y que fue fundado nada más y nada menos que en 1923.

El edificio tiene 5 plantas, y por debajo de él pasa un túnel con tráfico. En sus salas se puede experimentar con casi todo, aparte suele haber exposiciones itinerantes. Está diseñado con el famoso lema de “prohibido no tocar” y cualquiera puede sacar su lado científico en él y realizar sus experimentos. Las actividades propuestas tienen distintos niveles educativos, por lo que están orientadas a todas las edades.

Una de las cosas interesantes que tiene el museo son las vistas de la ciudad de Ámsterdam desde la azotea, donde hay un mirador. Justo desde allí es donde descubrí el Ámsterdam, una réplica de un barco de La Compañía de las Indias Orientales, que también se puede visitar. Tiene todos los detalles de cómo era la vida de los marineros.

Volviendo al NEMO, la entrada es gratuita para los niños y niñas menores de 4 años y los mayores y adultos pagan 15 euros. El horario es de martes a domingo de 10:00 a 17:00 horas. Las líneas de tranvía que te llevan hasta él son la 1, 2, 4, 5, 9, 13, 16, 17, 24, 25, 26, y el metro 51, 53, 54. Desde la Estación Central, sigue los carteles amarillos en dirección Oosterdok

Te decía que es ideal para ir con niños, pero tengo que confesarte que para los adultos también resulta una visita fascinante. ¡ah! Una curiosidad, si en holandés dices NEMO, estarás diciendo nadie, 😉

¿Quieres reservar una guía?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*